Ahora los americanos no necesitan visa para viajar a Brasil

Por una nueva medida que busca incentivar el turismo local, si eres ciudadano de los Estados Unidos ya no necesitarás efectuar este trámite antes de ingresar al país.

 

A partir del 17 de junio, los americanos podrán disfrutar de todos los atractivos que ofrece este destino único de Sudamérica sin necesidad de contar con un visado. Hasta el momento, las personas de esta nacionalidad debían sacar una visa electrónica (o e-visa) antes de entrar al país carioca. 

 

Esta nueva iniciativa –que también alcanza a los canadienses, japoneses y australianos– permite que los viajeros de cualquiera de las cuatro nacionalidades puedan permanecer dentro del territorio brasileño durante 90 días, y hasta extender su estadía por el mismo plazo.

 

 

Por qué visitar las Cataratas del Iguazú (lado brasileño)

 

Si eres americano y te encuentras planeando tu próximo viaje a la Argentina, la eliminación del visado para ingresar al país carioca puede convertirse en una excelente oportunidad para conocer también el Parque Nacional do Iguaçu (el lado brasileño de las Cataratas del Iguazú) .

 

Con vistas diferentes, pero igual de espectaculares a las que pueden vislumbrarse desde el lado argentino, un paseo por esta parte de una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo sin dudas valdrá la pena. Para comenzar el recorrido por este parque ubicado a poco menos de 30 kilómetros de la ciudad de Foz do Iguaçú, los viajeros deberán dirigirse hasta en el Centro de Visitantes y abordar el autobús que los llevará hasta los senderos más espectaculares del lugar.

 

También le puede interesar: La suba en la cotización del dólar: Una interesante oportunidad para conocer la Argentina.

 

 

Sendero Pozo Negro

 

Este camino de 9 kilómetros (también conocido con el nombre de Poço Preto, en portugués) puede hacerse a pie o a bordo de una bicicleta, y es un excelente punto de partida para contemplar la belleza de los saltos y caídas desde una posición privilegiada y con un entorno natural envolvente.

 

Ruta de las Bananeras

 

Para ser realizado a pie o con un vehículo electrónico, este paseo de poco menos de 2 kilómetros permite disfrutar, además de la belleza de las Cataratas, de la fauna y flora del lugar. Quienes deseen seguir apreciando el paisaje desde una posición más arriesgada, aquí mismo también pueden reservar un paseo en barco a motor por lo alto del Río Iguazú.

 

Sendero de las Cataratas

 

La última parada de esta visita por el lado brasileño de las Cataratas no decepciona. Aquí, los visitantes pueden caminar durante 1200 metros al costado del Río Iguazú, teniendo vistas de alto impacto siempre aseguradas. Al final, el mirador sobre la Garganta del Diablo -una de las grandes atracciones del lugar- es uno de los imperdibles y el mejor sitio desde donde tomar fotografías para el recuerdo.

Comments

Deja un comentario