Consejos para moverte en transporte público por Buenos Aires

Te explicamos todo lo que tienes que tener en cuenta para trasladarte con total tranquilidad y sin contratiempos por la capital porteña.

Para recorrer Buenos Aires, conocer cómo funciona la red transporte público se vuelve indispensable. Los autobuses (“colectivos”), metros (“subtes”) y los trenes, además de las bicicletas públicas, pueden ayudarte a descubrirla de manera más eficiente.

SUBE

La SUBE (Sistema Único de Boleto Electrónico) no podrá faltarte a la hora de salir a recorrer la Ciudad de Buenos Aires. Esta tarjeta magnética es el único medio de pago existente para comprar tus pasajes en transporte público. La misma se puede conseguir y recargar por Internet, en estaciones de metro y tren, además en correos y ciertos locales comerciales como kioscos o agencias de lotería.

Si estás de visita por la capital, también puedes conseguirla en los Centros de Atención al Turista de la Ciudad con solo presentar un documento de identidad.

¿Cómo usarla?

A la hora de tomar un autobús, será necesario que le indiques al conductor la dirección de destino para que pueda marcar la tarifa correspondiente. Una vez que la misma aparezca en la lectograbadora, tendrás que apoyar la SUBE en el lugar indicado. Automáticamente, el monto del pasaje se debitará del saldo de tu tarjeta.

En el caso de tomar un metro, bastará con deslizar la SUBE en la zona del molinete para que éste se abra y la tarifa se descuente del saldo. En los trenes, en cambio, el pasaje se debita al final del trayecto realizado. Por este motivo, hay que validar el viaje en la estación de origen y en la de destino.

El subte porteño

Se trata del medio de transporte más rápido para moverse por la Ciudad de Buenos Aires. La red cuenta con seis líneas, además de un sistema de pre-metro, que se conectan entre ellas y con las principales estaciones de trenes.  Cada una tiene una letra (A, B,C, D,E,H), y un color que la caracteriza.

El valor del pasaje varía en función de la cantidad de viajes que se realicen por mes y van desde los $16,50 hasta los $9,90. En cuanto a los horarios, los días de semana el servicio comienza a las 5:30 y termina a las 23:30. Los sábados, el primer tren pasa a las 8:00 y el último a la medianoche; mientras que los domingos puede tomarse hasta las 22h30.

Autobúses

Los “colectivos” están presentes en cualquier postal de la Capital Federal. Y no es para menos: existen 180 líneas que conectan todos los barrios porteños, y a estos con el Gran Buenos Aires. Además, y si bien su frecuencia disminuye por la noche, una gran mayoría circula durante las 24 horas del día.  Por este motivo, no debe asombrar que este medio de transporte sea el más utilizado por los locales.

Los viajeros que se encuentran por primera vez en Buenos Aires, podrán encontrar ciertas dificultades para detectar dónde se detienen los colectivos ya que las “paradas” no siempre están señalizadas. Un consejo en este sentido es consultar sin pudor a los locales.

Tren

El tren es el medio de transporte más efectivo para ir de Capital Federal al Gran Buenos Aires, y viceversa. Aunque para recorrer la Ciudad se recomienda optar por el subte o colectivo, para ir hasta algunos de los puntos turísticos más populares de la Provincia -como el Delta del Tigre, San Isidro, Vicente López o La Plata- se aconseja inclinarse por esta opción.

Bicicletas

Otra excelente manera de descubrir Buenos Aires es pedaleando.El Gobierno de la Ciudad cuenta con un programa conocido con el nombre de “EcoBici” que permite, con solo descargar una app, acceder a un servicio de bicicletas gratuitas que se retiran, y se devuelven, en estaciones distribuidas en diferentes puntos de la ciudad. Con aplicaciones móviles como BA Cómo Llego y Moovit podrás organizar mejor tus trayectos en transporte público por la Ciudad de Buenos Aires. ¡Buen viaje!

Comments

Deja un comentario